Y fue el silencio

Y fue el silencio, la luna que se escondía en tus ojos, una mano temblorosa por mi vientre, esa pelea constante de mi recuerdo contra tu olvido.
Y ahora me encuentro como una gata solitaria andando sola, buscando la madrugada, la luna llena en una palabra, mientras mis pies avanza el camino acaba, una lágrima en mis ojos es la ola del mar que rompe contra todas las rocas, igual que la palabra que nunca digo.